Con Inés y su familia pasé una encantadora tarde buscando imágenes todo dulzura con esa carita de pepona. La nota de color la dio su hermano Álvaro que tenía muchas ganas de fiesta y que acabo metido en el agua, a pesar de las advertencias de mamá, que le decía lo fría que estaba.

Buscad un momento par hacer estas tomas con vuestras familias, con el paso del tiempo no tienen precio….Gracias familia por confiar en mi para ello.