Fotos de Comunión

Hay momentos pasados verdaderamente importantes. Seguro que puedes recordar algunas etapas doradas de tu vida, muchas de ellas gracias a las fotos ...

Sobre las fotos de comunión, la verdad es que siempre hay controvertidas opiniones. Pero te guste o no la idea, lo cierto es que ese día es inolvidable. ¿Te acuerdas de tus compañeros, los regalos, esos zapatos tan incómodos, tus primos…? todo parecía ser especial y emocionante, tenías todas las miradas de la familia y amigos puestas en ti, no podías fallar, ya eras mayor... un miembro más de ésta, nuestra comunidad... ¡Qué intensa vivencia!

Para algunos, la Comunión representa la primera participación en este sacramento recibiendo el cuerpo y la sangre de Jesucristo, algo muy relevante para los católicos y una ceremonia muy consolidada, donde la mayoría de los mayores pasó por este proceso y conservan al menos una de sus fotos de comunión.

Hoy en día, la tradición ha evolucionado y depende de la cultura, creencias, facilidades económicas y país de origen…

Desde el paso que supone convertirse en guerrero de una tribu aborigen al cambio de niña a mujer representado en Latinoamérica por la fiesta de los quince años, observamos que en casi todas las culturas existe un momento de presentación de nuestros jóvenes, un momento en el que los pequeños ya están preparados para formar parte de nuestra sociedad...

Y a pesar de que algunos padres ya no se sienten representados por las creencias católicas tan comunes hace unos años, a muchos les sigue pareciendo una idea genial hacer un buen book de fotos de comunión para recordar esa etapa tan importante de la vida de nuestros peques... bueeeeno, ¡ya no tan peques! :D

Este será su primer acto público importante, y todo aquello que nosotros vivimos y aún conservamos en la memoria, ahora lo vivirán nuestros hijos, sobrinos y nietos… de forma tan intensa como lo vivimos nosotros.

Cuando vemos nuestras fotos de comunión o de otras comuniones, volvemos a sentir una especie de flash (como las cámaras, jojojo... me parto :) ) de las experiencias pasadas y nos damos cuenta de lo diferente que es el mundo ahora. O mejor dicho, de lo diferente que es nuestra percepción de las cosas.

Si crees que vale la pena este viaje en el tiempo y que el paso de ser ya un hombrecito o una mujercita es realmente importante, os animo a que fotografiéis los momentos estelares de la comunión de vuestros hijos. Algún día os lo agradecerán, aunque sea para reírse un rato.

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies